Un sacerdote cordobés dejó los hábitos para asumir su paternidad

El obispo de la ciudad de San Francisco, en la provincia de Córdoba, Sergio Buenanueva, utilizó las redes sociales para comunicar que un sacerdote de ese lugar abandona el sacerdocio para asumir la paternidad.

La nota trascendió tras ser publicada en el diario San Justo, de dicha ciudad y a partir de allí se hizo pública, aunque tiene fecha a finales de noviembre último.

Dice que el sacerdote Marcio Peironi “ha tomado la decisión de no seguir en el ejercicio del ministerio sacerdotal, en razón de asumir las responsabilidades propias de la paternidad que resguardan el bien superior del niño por nacer”.

Detalla que “esta decisión ha sido tomada por el sacerdote en diálogo con el obispo. Desde este fin de semana, no ejerce más su oficio de párroco de Santa Rita en la ciudad de San Francisco”.

Expresa que “para la Iglesia diocesana y su Presbiterio, se trata de un momento de dolor que ha de ser vivido con humildad, verdad y justicia, respetando a las personas involucradas”.

El diario San Justo de San Francisco mencionó que hay un antecedente similar en dicha ciudad, de marzo de 2012, cuando el ex director del Cottolengo Don Orione, el sacerdote Baldomero Britez, dejó los hábitos por amor.

El periódicvo agregó al respecto que “la comunidad católica no salía de su asombro. La noticia causó conmoción en la comunidad parroquial al conocerse el alejamiento del sacerdote correntino de San Francisco con la decisión de abandonar los hábitos para formar pareja con una mujer de esta ciudad, quien estaba estrechamente vinculada a la parroquia de avenida Urquiza”.

Menciona, además, que en abril de 2009, “Víctor Hugo Casas, párroco de las localidades de Colonia Prosperidad, Saturnino María Laspiur y Las Varas, les anunció a sus fieles su decisión de abandonar los hábitos por amor. “Hay cuestiones del corazón que no se pueden parar. Estoy enamorado y quiero formar una familia”, había explicado el cura”, consignó el periódico cordobés.