VENTAS DE COMBUSTIBLES MEJORARON EN MAYO PERO SIGUEN POR DEBAJO DE NIVELES PREVIOS A LA PANDEMIA, SEGÚN CECHA

 Con la flexibilización de la cuarentena, las ventas de combustibles mejoraron 23,3% en mayo respecto de abril, aunque se encuentran lejos de los niveles registrados antes de la llegada del coronavirus, indicó hoy un informe de la confederación de estacioneros CECHA.

Según el sondeo, el expendio de combustibles creció entre abril y mayo 23,3% en volumen, «lo que ayudó a aligerar la caída general que se viene dando desde principio de año».

En ese sentido, puntualizó que, si se compara febrero y mayo, «se observa que la caída todavía es del 35,3%».

«Si bien continuamos en una situación crítica para todo el sector de las estaciones de servicio, siendo la mayor parte de los estacioneros PyMEs, podemos encontrar algunos indicios de recuperación», evaluó el presidente de CECHA, Gabriel Bornoroni, quien afirmó que se puede «ver con precisión» el impacto del Covid en el rubro.

El estudio señaló que el incremento para las naftas fue de 49,5% y en gasoil se ubicó en 11,9%.

Aseguró que «una de las zonas más complicadas es la Ciudad de Buenos Aires, donde las ventas cayeron un 59% en volumen de febrero a mayo, un cuadro que podría empeorar si se mantiene el pico de casos y se endurecen finalmente las medidas de cuarentena».

«Si se analiza por facturación, el sector perdió a nivel país cerca de $31,587.2 millones, una caída del 36,2% entre febrero y mayo», alertó el trabajo dado a conocer este jueves.

Bornoroni remarcó que «la mayoría de los estacioneros son pymes que vieron caer sus ingresos dramática o totalmente».

«Muchos de ellos ya pidieron créditos o se consumen los ahorros de su bolsillo para pagar los sueldos y ahora se suma el aguinaldo», advirtió.

La entidad estimó que «dada la heterogeneidad regional en la caída, y en la recuperación parcial durante mayo, debería preverse una recuperación también heterogénea durante los próximos meses, con menos velocidad en el AMBA que en el resto del país».