Viceministro del Interior aseguró que “cada provincia está en una negociación que defiende sus intereses”

El viceministro del Interior, Sebastián García de Luca, aseguró hoy que “cada provincia está en una negociación que defiende sus intereses” en el marco de las reformas que se discuten con la Nación, pero aseguró que el Gobierno no se cerrará y seguirá en diálogo con cada una de ellas.

“Cada provincia está en una negociación que defiende sus intereses y cuando se da una instancia de diálogo no nos cerramos”, sostuvo. Además destacó que “la discusión de la reforma tributaria todavía no está cerrada”, en declaraciones formuladas hoy a las radios Rivadavia y Delta.

“Como gobierno nacional estamos aplicando decisiones, pero no nos cerramos al diálogo y al debate”, remarcó el funcionario.

Como ejemplo puso el caso de Tierra del Fuego, donde el gobierno provincial, el nacional y los gremios llegaron a un acuerdo.

“Llegamos a un acuerdo donde se equilibran los distintos objetivos, los trabajadores siguen en sus puestos y se genera competitividad bajando los costos laborales”, sostuvo el funcionario. Y por otro lado destacó que el resto del país no debe “pagar de más” y puede conseguir los productos fueguinos a “un precio razonable y competitivo”.

Dijo también que para la creación de nuevos puestos de trabajo el gobierno propone que “los empleadores paguen aportes laborales desde los doce mil pesos” de los sueldos.

En cuanto a la inflación, el secretario de Interior de la Nación admitió hoy que “no es de rápida solución, fue un gran problema que se metió de lleno en la economía argentina”, a la vez que manifestó su confianza de que en 2019 el alza de precios alcance un índice de un dígito.

En cuanto al Fondo de Conurbano bonaerense, De Luca calificó como “legítima” la salida de la provincia de Buenos Aires al plantear que “los bonaerenses no podemos ser discriminados como en los últimos 20 años”.

No obstante, el viceministro dijo que todos los temas – y éste también- están en debate con los gobernadores en el que “cada uno plantea sus sugerencias” y añadió que “es parte de la negociación con objetivos que afectan a los impuestos que hace tan cuestionable a la Argentina”.

En este contexto, el funcionario nacional expresó hoy su convencimiento que la economía del país crecerá el próximo año, al afirmar que “no tenemos ninguna duda que el 2018 va a ser mejor”.