YPF OFRECE RETIROS VOLUNTARIOS POR LA CRISIS, PERO LA FEDERACIÓN GREMIAL LO RECHAZA

La petrolera estatal YPF abrió un programa de retiros voluntarios debido a la crisis que atraviesa, por lo que pagará doble indemnización pero, según sindicatos, en hasta 36 cuotas.

La noticia se conoció seis días después de que la petrolera presentara al mercado su propuesta para extender cuatro años el plazo del vencimiento de sus Obligaciones Negociables Clase XLVII por un monto de 1.000 millones de dólares, compromiso que debería hacer frente inicialmente en marzo de 2021.

La Federación de Sindicatos Unidos Petroleros e Hidrocarburíferos (Supeh) rechazó la iniciativa que, según dijo en un comunicado de prensa, busca reducir de 20.000 a 16.000 la cantidad de trabajadores en la firma.

En mayo, el presidente de la empresa Guillermo Nielsen había expuesto su preocupación por la cantidad de empleados de la compañía, pero aclaró también que no estaba pensando en un plan de despidos.

Nielsen expuso el 19 de mayo pasado en la XXIX Conferencia de La Jolla del Institute of the Americas, que se realizó en forma virtual, donde explicó que el crecimiento del nivel de deuda sobre la producción total se quintuplicó en una década en la que, paralelamente, la cantidad de empleados por barril producido trepó también más de un 112%.

Ahora, la compañía no precisó oficialmente cuál es la cantidad de trabajadores que espera que adhieran al plan de retiros voluntarios, pero en el Supeh señalan que serían unos 4.000 en todo el país.

En un comunicado, la organización gremial dijo: «Rechazamos terminantemente este procedimiento que, como ya lo vivimos anteriormente, precariza a los trabajadores que son inducidos y hasta a veces obligados por las jefaturas a aceptar el retiro».

La oferta de YPF contempla un monto equivalente a la «doble indemnización y preaviso, sin tope, con una mejora de la base de indemnización, aguinaldo y mejora en el salario base para el cálculo».

Asimismo, la compañía ofrece a quienes acepten el retiro cubrir durante tres años los costos de un plan médico a partir de la desvinculación.

El mendocino Antonio Cassia, secretario general del Supeh, dijo que «en una actualidad como la que nos toca vivir, resulta inaudito enfrentar a la gente a un futuro de desprotección justamente por parte de una empresa del Estado».

Y agregó que «todos sabemos cuánto cuesta capacitar a un trabajador petrolero y que en un futuro no demasiado lejano volverán a ser necesarios cuando la actividad se reactive».