LA CIUDAD REFUERZA EL CONTROL EN EL TRANSPORTE PÚBLICO PARA GARANTIZAR QUE SEA USADO SOLO POR ESENCIALES

 El Gobierno de la Ciudad definió hoy reforzar los controles en el transporte público para garantizar que este sea utilizado exclusivamente por trabajadores esenciales y que se cumplan los protocolos para viajar.

En concreto, el gobierno de Rodríguez Larreta dispuso que más de 300 agentes y concientizadores trabajen con el objetivo de garantizar que «el transporte público sea de uso exclusivo para trabajadores esenciales y el cumplimiento de los protocolos».

La decisión fue tomada por la Secretaría de Transporte y Obras públicas, que además dispuso que se refuercen los controles en estaciones de Subte y Centros de Transbordo. .

«Más de 250 agentes de Tránsito y 60 concientizadores estuvieron esta mañana controlando que los pasajeros cuenten con el permiso correspondiente, pero además, corroborando el correcto uso de tapabocas, promoviendo el distanciamiento y ordenando las filas en los espacios de espera», indicaron desde la Ciudad.

«El personal a cargo del operativo constatan también que las ventanillas se encuentren abiertas en todas las unidades y controlan los aforos», remarcaron.

Los operativos se encuentran en los Centros de Transbordo de la ciudad (Retiro, Constitución, Chacarita, Once, Liniers, Flores, Sáenz y Pacífico) ya que es donde se concentra la mayor cantidad de pasajeros.

Los agentes realizan un intenso trabajo de concientización  y acompañan en todo momento el armado de las filas para que el momento de espera al aire libre sea con el distanciamiento correspondiente y el uso de tapabocas.